Una agresiva princesa china. Es Rihanna en el set del nuevo single de Coldplay. Vuelve a ser morena y peligrosa.