Anaheim

Cartel del pasado martes, donde tocó , en el feudo de Disneylandia

Prince llenó en el pequeño local del National Groove, en Anaheim, la capital de Disneylandia. Pero el público tuvo que pagar 200 dólares y eso ya no gustó tanto.

Máxime cuando el público sabe que los gastos no son muchos, con su reducido grupo de tres chicas, las 3re Eye Girl.

Con ellas, versiones como ‘Let´s go crazy' y ‘Little Red Corvette' parecen desfiguradas. Las manías desde que Miles Davis hizo el invento. En Dylan, es perpetuo.

El show duró noventa minutos. Dijo que amaba a California, pero no tanto como a su guitarra.

Prince , que cumple los 55 años próximamente, estuvo magnífico en ‘When we´re dancing close and slow'. Y, sobre todo, en ‘I like it there'.

Muchos críticos aseguran que Prince quiere recrear el sonido y los arreglos de Jimi Hendrix cuando formó su  Band of Gypsies.

Entre las versiones, nada menos que hizo ‘Wild Thing', el ‘Let´s Go' de Cars y ‘Crimson and Clover' de Tommy James and the Shondells.

Acabó con un dramático y muy pianista, esta vez, ‘Purple Rain'. Nada dice de su nuevo album.