Resultó que la hija de Jeff Gold, un antiguo ejecutivo de la Warner,  compró su primer tocadiscos y le pidió a su padre que le enviara algunos discos. Miró a través de algunas cajas que habían estado en un armario durante los últimos  25 años y se encontró con dos sobres sellados de Warner Bros. En el interior había cinco copias del álbum  en vinilo “Black Album”  de , que la compañía había ordenado destruir.

Tres de ellos fueron se han puesto  l venta  por  15,000  dólares cada uno. Asegura Gold, que ahora es un vendedor de discos raros y oldies:

“Vendí el primero con una sola llamada telefónica a un cliente. Supongo que los otros se venderán muy rápidadamente. Yo me  quedaré con uno y  pienso  vender otro en una subasta el próximo año.

En los últimos 30 años habían  surgido solo tres copias estadounidenses del vinilo original del “Black Album” de Prince  de 1987. Es fácilmente uno de los discos más raros del mundo.

Warner Bros. prensó  aproximadamente 500,000 copias del álbum a fines del año  1987, pero ordenó que todas fueran destruidas una vez que Prince decidiera que era “malo” y que nunca debería aparecer. La etiqueta trabajó para destruir cada copia, incluso pidiendo a los ejecutivos que devolvieran CDs de avance y toda clase d   para que pudieran ser destruidos. Salvo estos cinco.