Tal día como hoy, en 1971, George Harrison era el primer beatle en solitario que lograba un numero uno mundial con su balada de “paz y amor” My sweet Lord” producida por Phil Spector. Harrison fue demandado por plagio, ya que el tema , en un primer momento escrito para Billy Preston en Apple, se parecía demasiado a “He ´s so fine” de las Chiffons.