wilson11f-1-web

La mayor vergüenza y escarnio de los 2013 fue que la Academia de la Música Americana diera por primera vez una estatuilla a los .

Por primera vez, en los 50 años de carrera del que quizá haya sido el grupo más importante de la historia de la música nortéamericana.

Sabían que les daría desprestigio, así que trataron de disimular el primer Grammy en la historia, al darselo con un disco que ni siquiera salió, con el “Smile”, como mejor album histórico.

Es decir, la Academia, como más torpes, engrandecieron más el error.

Porque lo que se ha publicado de “Smile” (1966-67) el año pasado es un trabajo único de , mientras que el resto del grupo estaba de gira. Además, a todos nos les gustó lo que hizo Brian. Por tanto, es un album casi personal. Aunque ahora se considere una obra maestra, que a mí no me lo parece.

Por eso, anoche no fue ni un sólo Beach Boys salvo, claro, Brian Wilson, que estuvo triste, desangelado. Ni siquiera le dieron el honor en tiempo del telecast, en las tres horas y media que duró el show.

Brian Wilson fue lacónico:

“No habrá más trabajos de Beach Boys . Ni en estudio ni en directo”. Se acabó”