aberdeen

Como ya anunciamos en su momento en PYD, ayer 20 de febrero por fin tuvo lugar el primer “Día ” en Aberdeen, Washington.

Aprovechando el cumpleaños del líder de , los habitantes de Aberdeen celebraron su contribución a la gestación del trío de música grunge. Allí es donde vivieron Nirvana antes de convertirse en un fenómeno mundial. Además dentro de mes y pico se van a cumplir ya 20 años del suicidio de Cobain, víctima de las presiones del negocio de la música y de sus problemas de depresión y con las drogas.

“Come As You Are”, el título de la canción de Nirvana, fue escogido como eslogan para la celebración. Hasta lo pusieron en los carteles indicativos de bienvenida a la ciudad. El alcalde de Aberdeen habló de la importancia de Kurt Cobain a sus habitantes.

A los alcaldes y los políticos les viene muy bien este tipo de homenajes, cuando, en el fondo, lo mismo les importa un pimiento el homenajeado.

“Los residentes de Aberdeen pueden sentirse orgullosos justificadamente del papel que nuestra Comunidad desempeñó en la vida de Kurt Cobain. Del reconocimiento internacional que nuestra comunidad ha obtenido por sus conexiones con Kurt Cobain y sus logros artísticos.”

Y uno se pregunta que pensaría Cobain de las palabras del alcalde. Seguramente le parecerían una simple excusa para promocionar la ciudad sirviéndose de la leyenda Nirvana.

Dentro de las celebraciones de ayer, una exposición y eventos sobre Nirvana en el Museo de Historia de Aberdeen. Y se estrenó una estatua de Kurt Cobain que formará parte del museo. Es una obra de Randi Hubbard, hecha de viejas piezas de tubo y hormigón, en la que  el escultor trabajó desde 1994.