, cantante y líder del grupo escocés, ha declarado que la música rock actual es “demasiado conformista y normal”.

Sobre todo se refiere al rock “mainstream” (la corriente principal, comercial, multinacional). Piensa que los distintos grupos piensan más en ser muy famosos y grandes que en ser creativos y originales.

“Me encontré con Paul Weller el otro día, nos tomamos un café y estuvimos hablando sobre la falta de ambición, que es lo que prevalece en el rock de ahora. Lees las entrevistas con los grupos de ahora y todo va de ser ricos y famosos y de ser la banda más grande del mundo”, se queja Gillespie.

“No parece que haya muchos artistas ya. Me parece que si eres una persona joven y seria y tienes algo que decir, mejor que busques en otras disciplinas. En música, todo parece ligero y conformista y no muy artístico. Todo el mundo parece servir al statu quo“.

Ni siquiera salva a las bandas herederas de los White Stripes o Strokes de las cuales piensa que están vacias de contenido a pesar de, en algunos casos, haber tratado de ser algo experimentales.

“No es ya en la música rock donde reside la creatividad, y no va a ser tomada en serio por más tiempo por la gente creativa. Ha sido absorbida por la cultura mainstream y se ha convertido en demasiado conformista y normal. No parece que haya muchas grandes mentes trabajando en la música ahora mismo”.

Estas declaraciones han sido hechas dos meses después de que la canción de , ‘Rocks',  fuera versionada por Frank Cocozza, uno de los participantes del programa Factor X, el equivalente a Operación Triunfo en el Reino Unido. Al grupo no le gustó nada, y hasta sacaron una declaración en la que lamentaban la aparición de una de sus canciones en semejante engendro.