El ocaso de los dioses. El viejo rock, el clásico, el mejor, se bate en retirada. No sólo por la bajas lógicas a causa de la edad (menudo mes de enero) sino por la falta de la energía necesaria para seguir manteniendo el nivel de los que quedan.

Status Quo dejan las guitarras eléctricas. Ya no pueden con ello, sencillamente. Y la pregunta es: ¿a quién le interesa unos Status Quo sin guitarras eléctricas? ¿No sería mejor que lo dejaran del todo? Black Sabbath planean su última gira y al final han desestimado hacer un último LP real de estudio. Son muchos años y la realidad se impone. En los próximos meses iremos teniendo más noticias de otros que dicen adiós.

Y este fin de semana ha sido (uno de los frontman más completos que el rock haya podido tener en toda su historia sobre un escenario) el que ha dicho que su nuevo “Post Pop Depression”, junto a y Dean Fertita de Arctic Monkeys, podría ser el último que haga.

¿La razón? Pues más de lo mismo: considera que le falta gasolina, que va careciendo de la energía de antaño.

Se lo ha dicho al presentador de Beats 1 y colaborador de NME, Matt Wilkinson:

“Me siento como si estuviera cerrando después de esto. Eso es lo que siento. Es el  instinto de mis tripas”.

Cuando le preguntó si iba a dejar de hacer música por completo, Iggy respondió con gran sentido del humor:

“No. Si me llamas y quieres llegar a un acuerdo conmigo para venir a cantar “Happy Bithday” en el cumpleaños de tu madre, o algo así te recomendaré a alguien. Pero para hacer un verdadero álbum tienes que poner verdaderamente todo en él y la energía es más limitada ahora”.

“Por el tipo de artista que soy, puedo aportar algo, pero en relación más con otras personas que puedo reunir. Soy una especie de fan, también. Me gusta pasar el rato, me gusta estar en bandas. Me gusta alternar con músicos”.

James Newell Osterberg, de 68 años, ya piensa en una posible retirada, quizá también un poco influido por la muerte de su amigo David Bowie.

Por de pronto, va a lanzar el 18 de marzo su nuevo LP, “Post Pop Depression”, y lo va a presentar exactamente un mes después en el londinense Royal Albert Hall (18 de mayo). Después, el tiempo dirá. Es posible que Iggy disminuya sus actividades o que incluso se retire.