Esta es la definitiva portada del album de Arctic Monkeys. Así de simple. El grupo quiere que haya misterio en el interior del disco físico. Tanto en vinilo como en CD.