Así se le quedó la cara, el perfil izquierdo de su rostro, tras una peligrosa caída desde su propia bicicleta. La moda crea trompazos.