Es momento de recapitulación  de datos de lo que dio de sí el año recién acabado 2017, y en ese sentido uno de los grupos de estudio punteros en Estados Unidos es Nielsen, que brinda “estudios de mercado, información y datos sobre lo que las personas miran, escuchan y compran”.

El grupo ha presentado un informe datos sobre el consumo del pasado año en USA (el mercado más importante) que indica que es lo que los estadounidenses escucharon mayoritariamente el año pasado.

Lo más destacado es que, por primera vez, el hip-hop y el actual R & B han superado a la música rock como géneros musicales más consumidos en los Estados Unidos.

Esa es, guste o no, la realidad.

Imagen relacionada

Hip-hop y R & B son estilos que cuentan con ocho de los 10 artistas más populares basados ​​en el consumo total, que considera ventas de álbumes, álbumes equivalentes a canciones y álbumes equivalentes por streaming de pago.

Entre esos 10 mejores artistas los líderes absolutos son Drake y Kendrick Lamar, y en el TOP 10 están también Future, The Weeknd y Eminem.

El Hip-hop y el new R & B también ha contribuido en gran medida a un aumento del 59% en el streaming de pago en los EE. UU. con artistas de los dos géneros entre nueve de los 10 más escuchados en streaming en 2017.

Imagen relacionada

Los únicos artistas que no pertenecen al hip hop o al R & B en la lista de los 10 artistas más consumidos en USA son Ed Sheeran y Taylor Swift, artistas pop que de rock poco o nada tienen.

En cuanto a los artistas del decaído rock más escuchados en 2017, los que más han sido Metallica seguidos de Imagine Dragons, The Beatles, Linkin Park y Twenty One Pilots.

Esos son los cinco principales. Aterrador.