Policías y el juez,  sobre las cinco de la tarde de este 23 de julio de 2011, con el juez delante, en la puerta de la casa de en Camden, Londres.

LA POLICIA, EN LA CASA DE AMY