Todavía sigue el grandísimo lío de los Jackson, la familia del mundo del espectáculo que genera mayor número de noticias.

Ahora con la muerte del Padre Joe, los hermanos de  han acusado airadamente a través de una carta de cinco páginas, a los responsables de administrar su patrimonio: John Branca y John McClain. Piden su dimisión inmediata.

La epístola va firmada solo por Janet, Rebbie, Tito, Randy y Jermaine Jackson.

La familia Jackson, creyente en una teoría de la conspiración para acabar con Michael, asegura que el testamento del “rey del pop” es ilegal, fraudulento y lleno de errores. Dicen que Michael ni tan siquiera lo pudo firmar.

El testamento fue validado en la corte testamentaria meses después de la muerte de Michael Jackson el 25 de junio de 2009. Puso todas las posesiones de Jackson en un fondo a beneficio de su madre Katherine; sus hijos, Prince, Paris y Blanket, y otra parte del dinero estaba destinada a organizaciones de caridad.

Branca y McClain fueron nombrados como albaceas. Según consta en el testamento, este fue firmado por Michael en Los Angeles el 7 de julio de 2002, pero la familia Jackson dice que Michael estaba ese día en Nueva York.

Según lo que se testifica en el documento, es imposible e ilógico que hubiera podido estar en dos lugares a la vez. Tenemos evidencia que apoya y prueba que Michael no estaba en Los Ángeles, en la fecha que su firma se refleja en el testamento”, explican en la carta.

Además la familia Jackson pone en duda que Michael nombrara como administradores a personas que no eran de su agrado.

“Nuestro hermano nos dijo en términos inequívocos en los meses previos a su muerte, que despreciaba a ambos y que no quería que ninguno de ellos tuviera que ver con su vida o patrimonio”.

Por su parte, los acusados han hecho una declaración para defenderse de los ataques:

“Nos entristece que algunos miembros de la familia de Michael, que había elegido dejar fuera de su voluntad testamentaria, haya hecho acusaciones falsas y difamatorias, basadas en añejas teorías de la conspiración”, han manifestado Branca y John McClain.