La mitad de la crítica inglesa está rabiosa y hasta casi irascible con el primer single oficial, ‘The Roller', del nuevo grupo de Liam Gallagher, de nombre Beady eye.

Entiendo las críticas, porque, efectivamente, la progresión de acordes y el sentido del tema, es una copia descarada del formidable ‘Instant Karma', canción de John Lennon, que produjo maravillosamente Phil Spector en Abbey Road. Una canción que Eric Clapton ayudó mucho a crearla.

Clapton estaba muy influenciado por Albert King y hay un par de temas del viejo blues-man, que utiliza esa misma progresión de acordes. Así que amputar toda la credibilidad de Liam me parece excesivo.

Además de ‘Instant Karma' y desde ‘The Magnificent seven' de The Clash, en esa misma progresión, con esos mismos acordes, hay muchísimas canciones.

Pero problemas y muchos va a tener Liam Gallagher, que no se puede quitar la sombra, profunda y negra de su hermano Noel, que era otro ladrón de acordes e ideas, pero con bastante más talento que Liam para amplificar los “toques” sustanciosos.

No están mal los dos primeros álbumes de , pero constantemente han sido llevados a un pedestal cercano a los Beatles y eso era una exageración digna del peor y más raquitíco “chauvinisme” de la peor estopa.

Abajo, el tema de Liam con Beady Eye, el “heredero” de John Lennon, como se autoproclamó cierto día.