89b85a632bbf812c29d9a0b001dc099a-460x305

Tras la publicidad de que se dió a la placa de en el cementerio de Kensal Green, posiblemente Mary Austin, la  heredera del cantante de Queen y propietaria del espacio en ese cementerio, ha decidido remover la placa  de allí, por el temor que el lugar sea saqueado en busca de las posibles cenizas de Mercury, que dicen que se encuentra allí.

Incluso el robo de la propia placa. El hedor de la necrofilia siempre será eterno.

Además, Mary Austin ha dado un comunicado en que asegura que jamás dirá el lugar donde se encuentran realmente las cenizas de Freddie. Que se lo prometió en vida y que nunca le fallará.

Siempre se pensó que las cenizas había sido esparcidas en el Lago Ginebra, muy cerca de la estatura que hay en la ciudad de Montreaux.

Pero este nuevo descubrimiento de hace unas semanas, revela que las cenizas, efectivamente, están ahí, justo donde estaba la placa. No muy lejos de su mansión de Garden Lodge.

En cualquier caso, nadie entiende que todo el entorno de Freddie Mercury, incluida su hermana, todavía rodee como un misterio algo que no debía serlo.