Esta es la salida de un gimnasio de Londres de Paul McCartney y su esposa Nancy. Para reponer fuerza, Paul se zampa un trozo de pizza. Esta tarde, daba una rueda de prensa mundial para el lanzamiento de su nuevo álbum.