Olvidada, aunque apareciera en algunos discos piratas, en 1975, Pink Floyd grabaron este tema de Navidad. Era el batería Nick Mason, quien la cantó.