maxresdefault (9)

Segunda parte y la más interesante con las canciones fabulosas de . Las diez más selectas , según JULIAN RUIZ, para PLASTICOS Y DECIBELIOS.

10.- ASTRONOMY DOMINE .- DEL ALBUM “THE PIPER AT THE GATES OF DAWN” (1967)

R-3082186-1323812766.jpeg

Ya empieza el fabuluso primer álbum del grupo , con la voz del viejo manager del grupo definiendo los planetas. Es la primera gran aventura de Syd Barret en el mundo del “space rock” , en recuerdo de los Tornados y de los grupos de guitarras que habían intentado ese sonido. El organo Farfisa de Rick Wright da más consistencia a todo lo que se había hecho hasta el momento. Es una total obra maestra si se le compara cuando se grabó en el estudio 3 de Abbey Road. El estudio 2 siempre estaba reservado para los Beatles.


9.- ARNOLD LAYNE .- Primer Single de Pink Floyd (1967)

pink-floyd (2)

La última vez que David Bowie cantó en público fue en el Royal Albert Hall, durante un concierto de David Gilmour y cantó su canción favorita del genio de Syd Barret, Arnold Layne , la increíble canción única en sonido, en manera de cantarla y en la letra de Barret. Bowie decía que todos parecían unos paletos si se comparaban con Barret. La historia de un travestí que se dedica a robar ropa de mujeres tendida al sol. Tanto la madre de Syd como la de Roger alquilaban habitaciones a los estudiantes de Cambridge. De ahí salió la idea y el sonido increíble de Pink Floyd hasta siempre.


8.- WISH YOU WERE HERE .- DEL ALBUM “WISH YOU WERE HERE” (1975)

pink-floyd-wish-you-were-here-gear-sticker-s1790

Como mencionar o recordar la locura de Syd Barret había dado sus frutos, Roger Waters dedicó las letras de todo el álbum a la memoria de Syd, al que invitaron a los estudios , cuando estaba absolutamente “ido de la mente”. Roger utiliza una frase de la canción  de Syd, “If it´s in you”  de su primer álbum en solitario “The Madcap laughs” . Buena melodía, una canción folkie al estilo que habían desarrollado en “Atom heart Mother”. Al final, la canción suena muy a “a la mericana” .De hecho, Gilmour grabó “pedal steel guitar”, pero finalmente se suprimió.


7.- ECHOES .- DEL ALBUM “MEDDLE” (1971)

177-1

La esencia del gran éxito posterior de Pink Floyd nace de esta improvisación-composición de los cuatro miembros del grupo, que fue una fuente de inspiración para la película en la ruinas de Pompeya. Aquí está “Dark Side of the Moon” y “Wish your were here” . Muchos meses por adelantado. Es curioso que Waters, un forofo del fútbol, quisiera con este tema dedicarselo al Arsenal que había sido campeón en 1971. Pero el tema es algo más que una improvisación. Es una obra maestra de la vanguardia musical. Y tiene 45 años.


6.- COMFORTABLY NUMB .- DEL ALBUM “THE WALL” (1979)

comfortably-numb

Este absoluto y maravilloso también lo cantó Bowie en su última aparición. Es una canción de David Gilmour, al que Roger le puso letra para su concepto de “The Wall”. Gimour tenía la progresión de acordes y la canción en maqueta para su primer disco, pero decidió grabarla con Pink Floyd. Contiene dos de los más gloriosos sólo de guitarra de toda la historia. Gran melodía, en una ambiente de absoluta calma para el personaje Pink.


5.- ANOTHER BRICK ON THE WALL (PART 2) .- DEL ALBUM “THE WALL” (1979)

La idea de hacer este tema en un cuatro por cuatro de ritmo fue del productor Bob Ezrin, porque la veía con propiedades comerciales. También el coro de niños es suya. Lo niños cobraron una porquería. Rower Waters no quería que su canción se convirtiera en un tema “disco” , pero al final “tragó”. Y se convirtió desde luego en el mayor éxito radiofónico de pink Floyd de todos los tiempos. Numero uno en más de cuarenta países. Gran melodía de Waters.


4.- SEE EMILY PLAY .- Segundo Single de Pink Floyd (1967)

SeeEmilyPlay

Yo me hice fan absoluto del grupo por esta obra maestra de la psicodelia. Quizá el mejor tema de todos los tiempos del género. Una sensacional canción de Barret, con muchísimos trucos, de cintas, efectos especiales, ecos de cinta , efectos en la voz y un gran sonido general, con la voz doblada de Syd. No se grabó en Abbey Road. Jeff Jarrett, el ingeniero , era un genio y un loco en el estudio Sound Techniques. Toda la grabación era un prodigio de ideas. La portada del single, como curiosidad, el, famoso tren, lo dibujó el propio Syd. Obra maestra absoluta.


3.-  SHINE ON YOUR CRAZY DIAMOND .- DEL ALBUM “WISH YOU WERE HERE

descarga (37)

No hay ningún tema en la carrera de Pink Floyd que exprese el estilo, la calidad, el formalismo, la arrogancia y el sonido como este soberbio tema que abre el álbum dedicado a Barret. Como escrito con la técnica que ya habían iniciado en “Atom heart Mother” y habían desarrollado en “Echoes”, es una improvisación muy bien estudiada con nueve partes clarísimas, excelsas , eternas y ese riff de guitarra de Gilmour , que te choca en la cabeza como un carillón. Dave Gilmour hace mil sólos maravillosos. La rmonías de Wright son bellísimas. Es Pink Floyd en estado puro.


2.- TIME .- DEL ALBUM “DARK SIDE OF THE MOON” (1973)

maxresdefault (11)

Ningún álbum de Pink Floyd ha sonado como sonaba este , con esa sabiduría infinita de Alan Parsons, enorme ingeniero. Por ejemplo, la idea de los relojes es suya y él grabó el efecto especial en una tienda en Covent Garden. Los coros son de una belleza suprema. Y todo el sonido. Cuando las letras de Waters y las melodías de Wright funcionaban se convertía todo en algo soberbio. Luego, estaban los sólos de Gilmour, el complemento perfecto en el sonido del grupo. la perfección. Suena todavía enorme, grande, celestial este tema. Eterno, esencial, imprescindible, como el propio tiempo.


1.- US AND THEM .- DEL ALBUM “DARK SIDE OF THE MOON”(1973)

hqdefault (9)

Para mí, efectivamente, la gran obra maestra del grupo. La mejor melodía y los mejores acordes de Rick Wright, su mejor canción, en perfecta armonía con Waters. Toda la estructura del tema, incluido el increíble saxo nos precipita a un clima onírico, como si realmente estuviéramos visitando o girando sobre la cara oculta de la luna, con todo su misticismo, su oscuridad y belleza. Puede ser un tema de ambiente, de rock, de sentimientos. lo que queramos. Nunca me canso de escucharlo y de asombrarme . El estribillo, con esos coros celestiales, los acordes victoriosos, triunfantes envuelven al tema en un halo de deificación. Intenso, pasional, de asombrosa belleza. Es imposible olvidarlo.


Muchas Gracias, Pink Floyd por todas las horas de belleza.