Catherine y Allison, es decir, las Pierces, aseguran que Guy Barryman, el bajista de Coldplay las salvó para seguir en la música, cuando ambas habían decidido no seguir en el mundo discográfico. El excelente álbum producido por Guy incluía la fenomenal ‘Glorious'.