PHIL MANZANERA ESPERA UNA CIFRA DE 6 DÍGITOS DE JAY Z Y KANYE WEST

El guitarrista de Roxy Music ha comentado no haber recibido aún compensación económica por el sampleo de una de sus canciones por Jay Z y Kanye West para su álbum conjunto «Watch The Throne» (2011).

Y Phil Manzanera reclama una cifra de 6 dígitos. La canción en cuestión es «K-Scope», el tema que dio título a su tercer álbum en solitario en 1978. Los raperos utilizaron el sample en «No Church In The Wild». Abajo se pueden escuchar las dos canciones.

«Me deben una cifra de seis dígitos, que es más de lo que he hecho en los últimos 15 años con Roxy. Aún no me han pagado, pero realmente me han tranquilizado en mis creencias, por que estoy haciendo lo que estoy haciendo y el poder de la música. Las cosas van y vienen – la fama, la fortuna- no estoy interesado en eso. Yo sólo hago lo que hago porque me encanta la música, pero parece como si alguien, en algún lugar allá arriba en el éter, hubiera dicho: ‘¿Sabes qué? Has estado haciendo cosas durante muchos años, has tenido altos y bajos. Ahora puedes tener eso’.»

PHIL MANZANERA ESPERA UNA CIFRA DE 6 DÍGITOS DE JAY Z Y KANYE WEST

O sea que Manzanera habla de justicia divina. Lleva muchos años haciendo música con o sin Roxy Music, y su obra en solitario, aunque dispersa e irregular normalmente siempre ha sido atractiva e interesante.

A Manzanera la petición de Jay y Kanye le pilló totalmente por sorpresa. Se había olvidado por completo de la canción, y se preguntaba cómo porras habrían encontrado ese riff de su viejo álbum.

«Miré y apareció una película en YouTube de Jay Z y Kanye grabación en una suite de hotel de Nueva York. Había un tipo llamado 88-Keys, amigo de Kanye West y que va por las tiendas de discos atrapando antiguos vestigios de vinilo. Creo que él miró en los cajones de oferta de una tienda de vinilo y así llegó a sus manos».

PHIL MANZANERA ESPERA UNA CIFRA DE 6 DÍGITOS DE JAY Z Y KANYE WEST

Manzanera piensa que lo genial es que ellos deceleraron el riff:

«Lo que nadie sabe es que no se trata sólo de una guitarra. Hay una gran armónica: soplas la nota junto con el primer tiempo de cada compás para crear este tipo raro de riff ligeramente siniestro. Cuando se ralentiza, esa combinación de armónica con la nota baja de la guitarra crea este sonido tan especial.»