Pharrell Williams ha logrado el status de salir en todas partes. Tras los Grammys, ahora le ha tocado en la fiesta del All Star de la NBA, en New Orleans, con actuación que incluía la ayuda de algunos amigos.