Las ventas de entradas no van como debían ir, la venta de discos han sido un fracaso. Algo hay que hacer, así que enseñó el  pezón derecho en Estambul, delante de muchos islamistas que habían en el concierto. Provocación, provocación. Eso es Madonna. Lo que queda de ella.