empieza a reconocer que todo el proyecto de “Scratch my back” no ha salido tan bien como él esperaba.

Las ventas del álbum han sido paupérrimas. Los conciertos tampoco han sido precisamente un triunfo y para colmo los fans se han dividido con este proyecto excesivamente retorcido de grabar versiones de temas no muy conocidos.

Versiones tan sólo con una orquesta, donde los arreglos John Metcalfe , el viejo teclista de Durruti Column, no han sido ni mucho menos muy imaginativos o incluso técnicamente precisos.

Y más trágico todavía. Ha perdido la amistad de muchos de los artistas de esas canciones elegidas para el proyecto.

Ya no volverá a hablar más con David Bowie, al que amenazó no importale su negativa de versionear un tema suyo, porque Eno lo haría.

[ad#adsense-250×250]El caso de Arcade Fire también ha sido determinante. La banda canadiense ha pasado metafísicamente de Gabriel. Y Radiohead se han enrabietado y dejaron a medias su versión del tema de Peter, ‘Wallflower', acerca de la tiranía y dictaduras suramericanas, porque Thom Yorke, precisamente, estaba histérico con la versión sinfónica de Gabriel sobre ‘Street Spirit'.

Hasta la versión heavy que hizo Lou Reed de ‘Solsbury Hill' parecía una burla. Ciertamente, sólo Elbow parece que se han concretado más en esa versión de ‘Mercy Street'.

Peter Gabriel debería asumir que el riesgo era enorme y que se ha equivocado y, en lugar, de tantas especulaciones se centrara en esas diez canciones que ya tiene escritas para su proyecto “On/Off”, con lo que sabe hacer de verdad.

Abajo, ‘Heroes'.
[ad#tradedoubler-468×60]