La semana pasada dábamos en PYD la noticia de que la última edición británica del festival se había visto seriamente perjudicada por la actual política restrictiva UK Brexit de concesión de visados a músicos extranjeros, muy complicada, en ocasiones humillante.

Chris Smith, el director del festival, lo denunciaba abiertamente, pero ahora ha sido su creador , quién se ha visto obligado a salir en el defensa del WOMAD publicando un comunicado oficial que reproducimos en su totalidad más abajo.

En el, Gabriel expresa su “alarma” sobre la política exterior del Reino Unido después de que varios artistas internacionales no pudieron presentarse en su festival por problemas de visado.

Al menos tres artistas programados para aparecer en el evento celebrado en Wiltshire el pasado fin de semana no pudieron participar, a saber: Sabry Mosbah de Túnez, Wazimbo de Mozambique y miembros de Tal National de Níger no pudieron ingresar al Reino Unido.

Las hermanas indias Hashmat Sultana, también tuvieron dificultades para ingresar en el país y acabaron llegando 24 horas después de su actuación programada.

Resultado de imagen de peter gabriel womad 2018

Este es su comunicado íntegro:

“En todo el mundo vemos a muchos políticos ganar popularidad dividiéndonos, alimentando el miedo y el odio. WOMAD, nuestro festival mundial de música, se estableció para celebrar la riqueza y magia de todas nuestras diferencias culturales y demostrar claramente la estupidez del racismo.

El derecho a viajar por trabajo, por educación e incluso por placer se restringe cada vez más y, a menudo, por motivos raciales y religiosos. Es alarmante que nuestro festival en el Reino Unido tenga ahora problemas reales para traer artistas a este país que ya no quieren venir al Reino Unido debido a la dificultad, el costo y los retrasos en el visado, junto con el nuevo temor de no ser bienvenidos.

Ha habido, y sigue habiendo, buenas personas dentro del Ministerio de Asuntos Exteriores que intentan ayudarnos todos los años, pero las advertencias son cada vez más claras, si queremos un país abierto a las personas con ideas, tradiciones, comida y cultura diferentes a las nuestras tenemos que cambiar los procesos y costos actuales de las visas y encontrar formas de revertir la creciente marea anti extranjera.

Berlín en los años treinta es el tema de mis lecturas vacacionales. Es bastante perturbador ver la facilidad con que un movimiento populista puede levantar barreras mientras alimenta el miedo y la desconfianza.

Los músicos viajan para ganarse la vida y en casi todos los lugares que he viajado me han recibido con una bienvenida, con amabilidad y generosidad. ¿De verdad queremos una tierra de apartamentos y panes blancos Brexit? ¿Un país que está perdiendo la voluntad de dar la bienvenida al mundo?”.

– Peter Gabriel