El cantante y guitarrista británico ha demandado a A&M Records – parte de Universal Music-por impago de royalties digitales.

La demanda alega ruptura de contrato y competición desleal y busca compensación por los daños causados.

no está de acuerdo con el porcentaje de derechos que le pagan por ventas digitales. Alega que le están birlando una buena parte. Y tiene razón.

El problema es que los sellos discográficos suelen tratar las ventas digitales como si fueran ventas de discos físicos, de este modo quedan establecidas en un valor de regalías mucho menor.

Frampton argumenta que Universal debería pagar el 50 por ciento de los ingresos netos, que es lo típico cuando la música es licenciada.

El abogado Richard Busch está llevando la demanda de Frampton. Se trata de un profesional asociado al bufete King & Ballow con mucha experiencia en este tipo de casos. En el pasado se hizo cargo de demandas presentadas por Eminem y Bruce Gary de The Knack. Lo que pasa es que esos casos eran únicamente de ruptura de contrato.

“Los demandantes (Frampton) alegan que el infractor, en este momento, forma parte de un esfuerzo deliberado para privar a las partes de sus regalías”, ha afirmado con rotundidad Busch.

Para los desmemoriados, Peter Frampton fue miembro del grupo del Swinging London The Herd (los de ‘From the Underworld') y en 1969 se asoció con el líder de los Small Faces, Steve Marriott, creando Humble Pie. En 1972 inició su carrera en solitario, que llegó a su apogeo en 1976 con el doble disco en directo “Frampton Comes Alive” que despachó 16 millones copias. Humble Pie tras un primer álbum con el sello Inmediate de Andrew Loog Oldham, ex manager de los Rolling Stones, ficharon por A&M, sello en el que continuó Frampton como solista en su época de mayores éxitos.

En PYD esperamos y deseamos que Frampton gane y que Universal/A&M aflojen “la mosca” como es debido y corresponde.

En la imagen Peter Frampton en la actualidad.