La gran noticia es que Operación Triunfo se ha acabado en España. Lo han fulminado. Los han desterrado a la trituradora, el rey de las basuras, el testaferro de Berlusconi en España.

Pero, en cambio, en los Estados Unidos sigue siendo el programa de televisión con más éxito, American Idol, de la mano del impresentable Simon Cowell, en la cadena de Murdoch, que es algo así como el Berlusconi, pero en lo sajón.

Es indignante, porque ayer leía en el Los Angeles Times un enorme reportaje, con reflexiones serias sobre los últimos finalistas, como si fueran más importantes que cualquier disco de cualquier estrella.

Bueno, no hay más que ver como se aprovechan de la vergüenza del programa Jennifer López y Steve Tyler, el Mick Jagger americano, el líder de .

Me dice su compañía que Jennifer está más guapa que nunca y que fue un ejecutivo de Sony, quien le dió la idea de grabar una versión del éxito de 1989, precisamente, en Sony,  de ‘La Lambada', aquel tema de un grupo francés llamado Kaoma, que ni siquiera era la versión original, ya que se trataba de un remake de Chorando se foi, cantada por una reina de los carnavales, llamada Marcia Ferreira.

Pues, bien, han hecho una versión, la han llamado ‘On the Floor' y es ya el número uno en todas las pistas de baile. Vamos bien. Por otra parte, está claro que Jennifer se ha hecho de todo lo posible en su nueva cara.

Pero todavía es más pestilante como se aprovecha Steve Tyler de su actuación como jurado de American Idol. La compañía y el manager le empujan para decir que en diciembre ya habrá un nuevo álbum de Aerosmith, el genuino grupo de Boston. American Idol, el dinero y la popularidad convencen a cualquiera. Es un espanto.

Abajo, la Lambada de la López.