Lyl Wayne y coincidieron en el partido que enfrentaba en Navidad a Los Angeles Lakers con los Chicago Bulls. Ambos se quedaron con las ganas de ver a sus admirados Lakers ganar, pero los angelinos perdieron por un punto, Lakers 87- Bulls 88.