article-2337310-1A3154BD000005DC-617_634x1076A le sienta fatal ir de etiqueta. Pero no tuvo más remedio que ir así, anoche, en Londres, en una cena benéfica, en la que cantó incluso delante del Principe Carlos. Pero nadie sabe lo que cantó. Desde luego, nada que ver con su permanente en el pelo.