La revista Studio Spy ha disparado con los peores albumes del año, según su espeso, absurdo y llamativo criterio, sin prejuicios.

Unas barbaridades para llamar simplemente la atención, como suele ocurrir con los críticos en Inglaterra.

A los críticos y a los disc-jockeys, como John Peel, que siempre le gustaba la cara C, la que no existe en el vinilo. Conozco otro personaje hispánico igual, igualito que el que ha formalizado esta lista de los peores albumes del años.

Es esta:

Leonard Cohen – ‘Old Ideas’

Bob Dylan – ‘Tempest’  

The Killers – ‘Battle Born

Muse – ‘The 2nd Law’

Best Coast – ‘The Only Place’  

Mumford & Sons – ‘Babel

Band of Horses – ‘Mirage Rock’

The Shins – ‘Port of Morrow’

Madonna – ‘MDNA

Y se ha quedado descansando. Es que todo lo que es interesante, inteligente y con talento tiene que estar proscrito, porque el mejor album sigue siendo el que no conoce nadie. Delirante.