La política de elegir a los peores álbumes del año nació en Melody Maker hace muchos años. Era una manera que utilizaban los críticos ingleses de cargarse lo que solían cargarse.

Es decir, álbumes de grandes artistas para magnificar a cambio, sus grupos desconocidos como sus maravillosos descubrimientos.

Incluso llegaban a menospreciar a los artistas que nos les daban certificado de importancia. Así discos de los Who, Beatles“Let it be”– y Rolling Stones eran masacrados.

Esa vieja forma de escenificar una supervivencia de los críticos se ha incrementado en las páginas de referencia musical en la red.

El último indómito es Jimmy DeRogatis, un alumno del viejo Lester Bangs, que llevó a a los cielos o lo ex-comulgaba. La sombra del fantasma de Bangs sobrevuela en esta lista de DeRogatis.

Para el terrible crítico esta es la lista de los diez peores álbumes del año:

10 Drake – “Take Care”
09 St. Vincent – “Strange Mercy”
08 P.J. Harvey – “Let England Shake”
07 Art Brut – “Brilliant! Tragic!”
06 – “21”
05 Lady Gaga – “Born This Way”
04 – “Mylo Xyloto”
03 Björk – “Biophilia”
02 Bon Iver – “Bon Iver”
01 Lou Reed & Metallica – “Lulu”

Si nos damos cuenta, De Rogatis  “destroza” no sin razón algunos de los álbumes que la crítica “más cool” los ha llevado a los altares.

Estoy de acuerdo en Bjork, Lady Gaga -por supuesto-,St. Vincent , P.J.Harvey y hasta Adele. Son álbumes que no me gustan mucho o nada. Pero de ahí a meterlos como los peores del año(?). Aunque también  es una forma de crear polémica. Y eso siempre está bien.