Aunque tiene mala calidad, es un documento de Velvet Underground del año 1967, filmado por Andy Warhol, en Boston. Era una película que por fin sale a la superficie, aunque el sonido es terrible.