A pesar de que a mediados de marzo estrenaron nuevo single, el reivindicativo y politizado “Don´t Deny Me”, se anuncia que el nuevo disco de no saldrá a la venta hasta 2019.

Según el bajista Jeff Ament, la banda de Seattle aún no ha tenido la oportunidad de pasar el suficiente tiempo en el estudio como para grabar su nuevo álbum, que será el undécimo y el que continuará lo expuesto en ‘Lightening Bolt' de 2013.

Lo ha explicado en un programa de Kyle Meredith With, Ament ha dicho que la banda está demasiado ocupada planeando su próxima gira como para meterse a tiempo completo en los estudios para grabar ese nuevo elepé.

Imagen relacionada

En su opinión la banda necesita “un buen tiempo de seis a ocho semanas para grabar todas todas las ideas que tenemos”.

“Lo único que tenemos en nuestra contra es la próxima gira, la otra cosa que tenemos en contra es que lleva tres o cuatro meses hacer una versión vinilo de cualquier disco”.

Añadiendo, para curarse en salud, que hasta 2019 no llegará ese nuevo disco. Pero, según él, los fans pueden esperar algo “realmente bueno” del LP por grabar porque “hay mucho en lo que inspirarse y mucho por lo que cabrearse”.

De momento los fans deberán contentarse con el reciente sencillo ‘Can' t Deny Me', un tema escrito por y Mike McCready que parecía apuntar directamente al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Ament lanzó a mediados de abril su tercer disco en solitario, “Heaven/Hell”.