PAUL WELLER: "SOY UN ALCOHOLICO"

ha dicho en el Times que es un alcohólico. Tremenda confesión. Pero lo dice ahora que según asegura se ha mantenido sin beber alcohol hasta ahora unos 16 meses.

Más de un año sin probar una gota, acudiendo al gimnasio todos los días y tratando de llevar una vida sana por encima de todas las cosas. Todo ello tras una tragedia  tras tragedia en su salud. Hasta que el médico le dio la orden tajante.

Sin embargo, Paul Weller sigue pensando que es un alcóholico, porque si volviera a beber no es de los que se conforman con dos copas. Puede ser 20 o 40 o hasta el infinito. Es un vicio insuperable.

Todo ello por la promición de su nuevo álbum “Sonik Kicks”. A veces, los artistas para dar titulares a los periodistas confunden su vida personal con los héroes del rock.

Paul Weller ha sido sincero, pero también lo que busca es, simplemente publicidad para su nuevo álbum, su nueva gira, el morbo del sexo, bebidas, drogas y rock and roll.

Más me interesa su afimación o su concesión de que quiere seguir trabajando con Miles  Kane, el gran  triunfador del concierto de Arctic Monkeys en Madrid. Pronto haremos un crítica del nuevo al album del “modfather” del rock en Inglaterra. Siempre un buen amigo nuestro. Y que, conste , que yo nunca le ví beber. Nunca. Pero tampoco eso significa nada.