paul-simon-sting-tickets

Parece ser que hace tiempo desafió a su amigo a escribir una canción juntos. “La siguiente pregunta es: ¿sobre qué escribimos?”, dijo Sting pícaramente. “No vamos a escribir de echar un polvo, o de coches. No sé muy bien”.

Como ya informamos en PYD a primeros de noviembre, Paul Simon y Sting van a protagonizar una gira por USA que se va a abrir el sábado 8 de febrero en Houston. Aunque ambos son amigos desde hace mucho tiempo (fueron vecinos de apartamento en Nueva York), hasta mayo de 2013 nunca habían cantado a dúo. Interpretaron juntos “The Boxer” y “Fields Of Gold” en el concierto benéfico anual de la Robin Hood Foundation.

Simon no está seguro de como sonó la cosa, pero lo cierto es que, al acabar la breve sesión conjunta, a ambos le gustó y estuvieron de acuerdo en intentar repetirlo en otros sitios, montar una pequeña gira compartida.

El que fue líder de Police y el legendario 50% de Simon & Garfunkel, le han contado a la revista americana Rolling Stone que alternarán en estos conciertos sets en solitario con duetos. Simon ha comentado que le gustaría hacer “Fragile” de Sting, y Sting dice que piensa recuperar “The Boy In The Bubble” de Simon. También tienen pensado hacer conexiones “temáticas” de canciones de ambos: unir, por ejemplo, “Brand New Day”, cantada por Simon, y “50 Ways To Leave Your Lover” en voz de Sting. Aunar una canción de comienzo con otra de abandono.

Parece que Simon le ha preguntado a Sting si se atreve con el celebérrimo “Bridge Over Troubled Water”:

“No quiero imitar a Art Garfunkel. Tiene una de las voces más bonitas de la historia del pop, pero puedo atacar esas notas. La canción podría tener ahora más repercusión con Chris Christie”, dice Sting con burla refiriéndose al gobernador republicano de New Jersey y candidato a la presidencia en 2016.

Al margen de la gira, ambos tienen otros proyectos en marcha. Simon prepara un nuevo LP de estudio, y Sting planea el estreno de su musical “The Last Ship” en Chicago en junio. De todos modos están a lo que están y consideran que la idea de una gira compartida era una posibilidad demasiado buena como para dejarla pasar de largo.

“En realidad se trata de explorar nuevas posibilidades. Los dos hemos trabajado con el reggae. Esto tiene el potencial de ser algo especial”, ha afirmado Simon.

“Siempre me ha gustado la buena música . Quizá parecí un punk en los años setenta, pero en realidad no lo era. La intención de Paul es mejorar siempre. Esa es una de mis obsesiones también”, cierra Sting.