A pesar de su infección de garganta, estuvo en Glastonbury y arrancó un gran éxito con su versión de ‘You can call me Al', el domingo por la tarde.