Paul McCartney ha revelado para Billboard las historias detrás de los número uno de los Beatles, y al comentar “Help!” ha afirmado que la vida de en general fue un grito de ayuda, y que, como es sabido, canción se refiere a sus miserias personales de mitad de los años sesenta.

Recordando la historia de cómo se escribió la canción titular del quinto LP de los Beatles, y de su segunda película, McCartney comentó:

“Fui a casa de John para una sesión de escritura, y vi la oportunidad de añadir un contrapunto [melodía en el segundo verso]. Terminamos rápidamente. Fuimos abajo y se la cantamos a Cynthia, la esposa de John, y a un periodista amigo de Maureen Cleave (esposa de Ringo Starr). Nos quedamos muy satisfechos de nosotros mismos”.

Esta llamada de auxilio de Lennon fue el resultado de dos extenuantes años de grabaciones y giras sin pausa, y de que Lennon era infeliz en su matrimonio con Cynthia y se automedicaba con fármacos. Con “Help!”, un disco muy influido por Bob Dylan, el cuarteto daba un salto cualitativo en la escritura de los textos de las canciones, y se alejaba de su estilo más alegre. Los Beatles ya no volverían a ser nunca los mismos.

Además, en la cara B del single “Help”, metieron rizando el rizo, la canción de McCartney al más puro estilo Little Richard, “I´m Down”, algo así como el “single SOS” de los Beatles.

Según McCartney:

“Él no dijo: ‘Ahora estoy gordo y me siento miserable'. Él dijo: “Cuando era más joven, mucho más joven que ahora'… En otras palabras, él fanfarroneó sobre su situación. Todos nos sentíamos de la misma manera, pero en retrospectiva, John siempre estaba buscando ayuda. Tenía una paranoia acerca de que las personas que tenía alrededor morían: su padre se fue de casa cuando él tenía 3 años, el tío con el que vivía murió después, a continuación, su madre murió. Creo que toda la vida de John fue un grito de socorro”.

Los eternos problemas familiares de John Lennon, que le marcaron a fuego siendo un niño, y de los que nunca se pudo librar.