, con su esposa Nancy, acudió al encendido oficial de la luces de Navidad en Londres. Mientras, Noel Gallagher le llamaba el “fucking daddy” de la música, con cariño, en su blog, porque volvieron a verse en Milano,antes de un concierto del ex-guitarrista de Oasis.