Ringo Starr fue nombrado con el título de Caballero de la Realeza Británica. El mítico batería de 77 años, pareció en la lista de honor de Año Nuevo, en el elenco de ciudadanos británicos y de Commonwealth que se han distinguido.

Ringo ha contestado oficialmente:

“Es un honor y un placer ser reconocido por mi música y mi trabajo caritativo”.

Cada año el Primer Ministro elabora dos listas de honores, una de ellas en víspera de Año Nuevo y la otra con motivo del cumpleaños de la soberana. El músico recibirá esta distinción por sus múltiples trabajos de caridad, incluyendo donaciones para sensibilizar al mundo sobre el SIDA, niños maltratados, derechos humanos, pobreza en todo el mundo y las artes creativas.

Paul McCartney, compañero de Ringo en los Beatles, lo felicitó en las redes sociales.

“¡Muchas felicitaciones, Sir Ringo! Sir Richard Starkey. ¡El mejor batería y el mejor compañero!”

Lo cierto es que Ringo se había quejado en  innumerables ocasiones que no entendía como al otro “beatle” vivo, a Paul se le había dado el título y a él , nada de nada. Por fín se hace justicia.