Son increíbles las exigencias de en los camerinos de sus conciertos, con una dieta absolutamente vegetal, como vegetariano convencido.

Paul es un gran defensor de los derechos animales y su alimentación es reflejo de ello. Como Bob Dylan , viaja  con su chef y su propioequipo de cocina para montar una especie de restaurante vegetariano.

Lechuga, zanahorias, patatas, puerros, berenjenas  e incluso  calabaza.están en el menú. 
Las comidas que se vendan en los conciertos  deberán tener también su opción vegetariana.
A diferencia de los excéntricos pedidos de otras estrellas del rock, los de Sir Paul no brillan por su extravagancia y se pueden considerar hasta beneficiosos para los fans que asistan al concierto.

Al menos,  para Paul.