Paul Mc Cartney se ha cansado de teñirse el pelo. Se lo ha dejado gris, cercano a su pelo natural. Hay polémica por el cambio. Alfunos les gusta, a otro, no.