A través de Peta, Paul Mc Cartney nos pide por favor que no comamos pavo esta próxima Navidad, que el mercado de venta es turbio y desagradable para los animales, a lo que hay que salvar. Ha hecho incluso una campaña como gran vegetariano.