Paul Mc Cartney pone cara de terror cuando fue asaltado por Lady Gaga, que empezó a darle besos. Anoche no fue la noche de Lady Gaga.