Por fín, tiene una estrella en el Walk of Fame de Hollywood. Ha sido el último Beatle en obtenerla, justo cuando en junio cumple 70 años. La estrella se ha colocado enfrente del enblemático edificio de la Capitol. Neil Young ejerció de padrino.