Paul Mc Cartney, desde que se casó con Nancy, dejó de ir a Montego Bay, en Jamaica  y lo ha cambiado todos los finales de año por St. Barts, la capital de los pijos en el Caribe.