Patti Smith Bob Dylan performance

ha hablado, días después de la ceremonia del , sobre lo que sintió interpretando ‘A Hard Rain’s A-Gonna Fall’ de . La cantante se equivocó y tuvo que parar a la orquesta y volver a retomar la canción, situación tremendamente embarazosa, sobre todo para una cantante tan veterana como Patti.

Reaccionó bien, pero ahí quedó el lunar de su equivocación. Afortunadamente tras el nerviosismo, el desconcierto inicial, la cantante conluyó bien su interpretación. Patti ha confesado que “sintió el humillante aguijón del fracaso”.

Ahora ha escrito para el New Yorker sobre su experiencia:

“Después de que fuese leído un discurso emocionante sobre él, oí pronunciar mi nombre y me levanté. Como en un cuento de hadas, me paré ante el Rey y la Reina suecos y algunas de las grandes mentes del mundo, armada con una canción en la que cada línea codificaba la experiencia y la resistencia del poeta que las escribió”.

“Los primeros acordes de la canción comenzaron, y me oí cantar. El primer verso fue pasable, un poco tembloroso, pero estaba segura de que me asentaría. Pero en vez de eso me sorprendió una plétora de emociones, avalanzándose con tal intensidad que no pude manejarlas. Por el rabillo del ojo pude ver el enorme soporte de la cámara de televisión, y todos los dignatarios en el escenario y gente más allá. No acostumbrada a un caso tan abrumador de nervios, no pude continuar. No había olvidado las palabras que ahora formaban parte de mí. Simplemente no pude sacarlas”.

“Mientras me sentaba, sentí el humillante aguijón del fracaso, pero también la extraña realización de que de alguna manera había entrado y vivido verdaderamente el mundo de las letras”.

Patti Smith blanked out while singing "A Hard Rain's A-Gonna Fall" at the Nobel Prize ceremony in Stockholm.

En resumen: que le pudo el ambiente, la seriedad del acto. Patti Smith se equivocó, pero es una equivocación lógica, no suele tocar ante un público así, vestido de gala, en ceremonias de tanta solemnidad. El rock es, o era, otra cosa.

Patti Smith es una valiente que se plantó en Estocolmo para representar a Dylan en un evento no musical como este. Enhorabuena.