Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

PATEK PHILIPPE 2499: EL TRIBUNAL SUPREMO DE SUIZA DECIDIRÁ A QUIÉN PERTENECE EL “RELOJ PERDIDO” DE JOHN LENNON

Recomendaciones: John Lennon

Bestseller No. 1
Nowhere Boy
Nowhere Boy
Amazon Prime Video (Video a Pedido); Aaron Taylor-Johnson, Kristin Scott Thomas, David Threlfall (Actores)

El Tribunal Supremo de Suiza decidirá si un reloj de valor incalculable que Yoko Ono regaló a John Lennon será devuelto a la viuda del legendario miembro de los Beatles.

Un reloj que es una joya de gran valor, por su rareza y porque perteneció a quién perteneció.

John Lennon's stolen watch found in Geneva - SWI swissinfo.ch

Ono afirma que el Patek Philippe 2499 fue robado por un chófer despedido desde entonces, mientras que un ciudadano italiano anónimo dice que compró el artículo legalmente.

“Para mí, en todo caso, el reloj es sólo un símbolo de lo peligroso que es confiar”, ha dicho Sean Lennon a The New Yorker.

El Patek Philippe 2499 es un artefacto inusual ya que la compañía produjo menos de 350 ejemplares entre 1952 y mediados de los años 80. Conocido como cronógrafo de calendario perpetuo, el reloj registra el tiempo de varias maneras, entonces revolucionarias, incluidos segundos, minutos, fecha, día, mes y fase lunar. Ninguna otra empresa había podido antes incorporar todas esas funciones en un reloj de pulsera.

PATEK PHILIPPE 2499: EL TRIBUNAL SUPREMO DE SUIZA DECIDIRÁ A QUIÉN PERTENECE EL "RELOJ PERDIDO" DE JOHN LENNON
El reloj de Lennon con el grabado en la parte trasera

Bob Gruen fotografió a Lennon mientras llevaba el Patek durante las sesiones de “Double Fantasy”, justo antes de ser asesinado por un fan trastornado en diciembre de 1980. Ono le había regalado a Lennon el reloj por su cumpleaños en octubre, pagando alrededor de 25.000 dólares en Tiffany, alrededor de 100.000 dólares hoy. Una descripción ahora espeluznante en la parte posterior dice:

Anuncio

“(COMO) EMPEZAR DE NUEVO, AMO A YOKO. 10 • 9 • 1980. N. Y. C.”

Colocó el Patek Philippe 2499 en una habitación cerrada con llave de su apartamento tras la muerte de Lennon, y permaneció allí durante más de dos décadas. Las estimaciones sobre cuánto recaudaría el Patek en una subasta oscilan entre 10 y 40 millones de dólares, según The New Yorker.

Koral Karsan, empleado de Ono desde hace mucho tiempo, fue acusado de hurto mayor en 2007 después de que ella lo acusara de un plan de chantaje de 2 millones de dólares. Karsan respondió que Ono le había acosado sexualmente pero terminó declarándose culpable de un cargo menor. Fue enviado de regreso a su Turquía natal después de cumplir 60 días de cárcel.

Según los informes, Karsan se llevó consigo un tesoro escondido de artículos robados. Muchos de ellos fueron recuperados posteriormente de un almacén de una casa de subastas en quiebra en Alemania. “Creemos que él era el ladrón”, dijo al New York Times, Martin Steltner, portavoz de la fiscalía estatal de Berlín.

Koral Karsan – Newspaper Taxis

Sin embargo, el Patek Philippe 2499 todavía no estaba.

“Se aprovechó de una viuda en un momento vulnerable”, dijo Sean Lennon a The New Yorker.

“De todos los incidentes de personas que robaron cosas a mis padres, este es el más doloroso”.

Anuncio

Karsan aparentemente entregó el reloj de Lennon como garantía para un préstamo, según The New Yorker.

En 2013, se estaba considerando el reloj para ofertar en una nueva plataforma de subasta digital llamada Auctionata. El propietario, al que se le concedió el anonimato en los documentos judiciales según las leyes de privacidad alemanas, creía que era el propietario legítimo del Patek, porque Ono, que no lo sabía, no había presentado un informe de desaparición. Según los informes, Karsan también firmó un documento notarial indicando que Ono le regaló el reloj en 2005.

La historia del Patek Philippe 2499 de John Lennon - Bonanno Joyeros

Pero el propietario cambió de opinión y nunca subastó públicamente el Patek Philippe 2499. En cambio, encontró un comprador privado y llegó a un acuerdo en 2014 por 600.000 euros, o unos 800.000 dólares. Cuando el reloj fue posteriormente presentado para otra subasta en la oficina de Christie’s en Ginebra, un representante se puso en contacto con el abogado de Ono para pedirle confirmación. Sólo entonces supo que el Patek había desaparecido.

Siguieron acciones legales y el caso ha estado tramitando el sistema judicial suizo. Un tribunal de apelaciones ya confirmó la declaración de un tribunal inferior de que Ono es el “único propietario legítimo del reloj”, pero una nueva apelación llevó el caso al Tribunal Supremo suizo.

El ciudadano italiano que poseía el reloj sostiene igualmente que no fue robado. Mientras el Patek languidecía en los cofres de Christie’s en Ginebra, decidió presentar su propia acción legal en 2018.

John Lennon Missing Patek Philippe Watch Resurfaces | Hypebeast

Mientras tanto, la persona que inicialmente había intentado subastar el Patek Philippe 2499 fue declarada culpable en Alemania de traficar conscientemente con bienes robados. Le impusieron una pena suspendida de un año, pero sólo después de admitir que la historia del chófer sobre el regalo del reloj “no se correspondía con la realidad”.

Anuncio

Ahora se espera una decisión final para el caso más adelante este año.

Sean Lennon remata:

“Es importante que lo recuperemos debido a todo lo que hemos pasado al respecto”.

Y admite estar aterrorizado de usar cualquier cosa de su padre.

“Ni siquiera toqué una de sus guitarras”.

Te puede interesar...
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Picture of Jesús Sanz Morales

Jesús Sanz Morales

Uno de los grandes expertos de este país en música rock y pop . Empezó su carrera en PLASTICOS Y DECIBELIOS hace ahora más de diez años y desde entonces ha colaborado en varias publicaciones musicales de gran prestigio.

¿Quieres acceder a todo el contenido? ¿Quieres menos publicidad? HAZTE SUSCRIPTOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.