Universal y todos los ejecutivos sigue sin gustarles el álbum, mejor dicho, las veinte canciones que se supone que ha terminado  para su tercer álbum, que todavía no tiene ni fecha de salida ni cosa que se le presuma.

Pero ahora algunos fans de Amy están meticulosamente cabreados por la estúpida versión que ha hecho de ‘It´s my party', el primer gran éxito de productor de para la cantante norteamericana Lesley Gore, que data de 1963.

No era ni la versión original. Un año antes, con el maravilloso Norrie Paramor, el arreglista de EMI, de los viejos tiempos de los Shadows, había hecho una versión superior con la cantante de EMI, Helen Saphiro.

La nueva versión de Amy Winehouse está hecha hace dos años, con Mark Ronson y parece que va a ser lo último que produzca el norteamericano con ella, salvo intervención de la compañía Universal, como una imposición.

Amy aparece como invitada en el álbum “Q: Soul Bossa Nostra”, el álbum en homenaje a Quincy Jones, que a sus 77 años, viviendo en París, no se retira ni está dispuesto a una jubilación.

En el álbum han intervenido también: Usher, Ludacris, Akon, Jamie Foxx, Jennifer Hudson, Mary J. Blige, T-Pain y LL Cool J. No es la primera vez que Jones hace este tipo de álbumes.

Abajo, la versión de Amy Winehouse.