Los americanos anda un tanto enfadados porque Paris, la hija de Michael Jackson , con 21 años ha cogido adicción a los cigarrillos. Mala cosa para los americanos.