Esta fue la definitiva versión del año pasado de uno de los temas de Florence Welsh más representativos, ‘Dog days are over’.