El pasado verano tuvo la oportunidad de ver el nuevo show de y le encantó, hasta tal punto que dijo que tenía ganas de volver a ver otro de sus conciertos cuando le fuera posible. Noel los puso por las nubes, no escamoteó en elogios.

Y a principios de semana no sólo ha podido ver a U2 otra vez, sino tocar con ellos, en lo que ha dicho que ha sido “un sueño hecho realidad”. Un sueño que empezó en el metro de Londres, que es el medio de transporte que escogió Gallagher para trasladarse al engorroso y lejano O2 Arena.

“Me gustaría traer a uno de mis héroes, uno de los héroes de la banda para que nos ayude con esta siguiente canción. ¿Daréis la bienvenida al escenario al ‘high flying bird' Noel Gallagher?”, anunció Bono a la multitud. Y Noel salió portando una guitarra acústica.

El ex líder de  hizo con los irlandeses un estupendo ‘I Still Haven't Found What I'm Looking For', antes de iniciar una forzada versión de “All You Need Is Love” de los Beatles.

Enlace permanente de imagen incrustada

Nuevamente, esta vez hablando con Audioboom, Gallagher no puede haber sido más amable y agradecido para con U2:

“Fue un sueño hecho realidad que me preguntaran si quería subir al escenario con ellos, y fue un sueño hecho realidad que me preguntaran para cantar esa canción ‘I Still Haven't Found What I'm Looking For'.”

“Son amigos míos. Yo he sido amigo de Bono desde hace 20 años. Fue un gran momento. Me presentaron y yo estaba pensando: “Esto es en realidad va a pasar ahora, esto es increíble”. Son una de mis bandas favoritas de siempre, absolutamente, y esa es una de las mejores canciones jamás escritas. Fue una explosión. Un verdadero honor”.

Por otra parte, Noel ha dicho que Oasis no se van a reunir para tocar en Glastonbury simple y llanamente porque, en su opinión, los organizadores “no pagan lo suficiente” para convencerle de que se junte con su hermano Liam.

O sea que Noel tiene muy claro el “todo por la pasta”, al menos para Glastonbury. O colocan una auténtica fortuna sobre la mesa, o no hay tu tía. Al menos es sincero.

Los hermanos Davies, o sea los Kinks, llevan 2 años hablando de si se reúnen o no, y casi no han avanzado (a este paso se van a juntar para celebrar no su 50 aniversario sino el de “Village Green”  o “Lola”), y con los Gallagher pasa algo parecido: si se van a tener que soportar una temporada que al menos sea por un pastón brutal, si no, ¿para que verse las jetas con lo poco que les apetece?